Los Jóvenes Misioneros del Santo Padre, contentos por cumplir con la misión de evangelizar con alegría, en conjunto con la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guayaquil, impartimos las catequesis preparatorias a los jóvenes para la IV Jornada Nacional de la Juventud  Manta 2015 con el lema “Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios”Mt 5,8.

Nuestros líderes se formaron para asumir con responsabilidad esta misión, que trató básicamente en 7 catquesis que ayudan al diálogo desde las realidades en las que se desenvuelven los jóvenes, así como a iluminarla desde la Palabra de Dios y el Magisterio de la Iglesia y a encontrar compromisos personales y comunitarios.

Esta misión inició el 31 de mayo y finalizó el 19 de julio en la Parroquia San Pascual Bailón en la ciudad de Guayaquil, donde domingo a domingo se iluminaba la Iglesia con la visita de jóvenes dispuestos a prepararse para la JNJ Manta 2015.

Las catequesis fueron entretenidas y fructíferas, vamos a resumir nuestra vivencia a continuación:

1433221553308.jpg
Nuestros líderes Lorena Hidalgo y Peter Vélez dan a conocer a los jóvenes por qué buscan la felicidad en su vida y muchas veces por qué “esas felicidades” son presentadas en cosas o situaciones que no hacen felices.

En la primera catequesis nuestros líderes reflexionaron sobre LOS BUSCADORES DE LA FELICIDAD y ¿QUÉ QUIERE DIOS DE MI? resaltando los compromisos adquiridos en los trabajos en grupo, tales como:

*Cada mañana invocar al Espíritu Santo pidiendo la ilusión por vivir la vida que Dios quiere para cada uno de nosotros

*En la oración, preguntarle ¿Señor, que quieres que haga?, descubrir su respuesta, y ser fiel a ella, es haber encontrado la clave para la felicidad.

Samuel Díaz, representante de la Pastoral Juvenil, nos puso a bailar a todos con sus divertidas dinámicas.

1434945363471
Fiorella Cueva, miembro de JMSP, participando en la segunda catequesis

Nuestros líderes Peter Vélez y María Fernanda Tigrero en la segunda catequesis nos hablaron sobre dos Bienaventuranzas: “Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los cielos” y “Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios”. En la primera nos enseñaron a valorar la práctica de la sencillez, desprendimiento y solidaridad; y en la segunda a proponer la autenticidad en los jóvenes como un reto para reconocer la virtud de la transparencia como una actitud de vida.

11061300_715969228514831_863782774005361033_o.jpg
Nuestras líderes Maira Hidalgo y María Fernanda Tigrero facilitan a los jóvenes medios para que descubran la presencia del Reino de Dios en el día a día y en el compromiso con los pobres.

En la Tercera catequesis, la concurrencia de los jóvenes aumentó y nuestros líderes con su carisma captaron la atención de todos los presentes, dando a conocer que EL REINO DE DIOS YA ESTÁ EN MEDIO DE NOSOTROS, y BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ PORQUE SERÁN RECONOCIDOS COMO HIJOS DE DIOS. La refelexión fue sobre el valor y la importancia de la generosidad, solidaridad , la paz en nuestra vida personal y social para así poder comprometernos a construir nuevas relaciones de fraternidad y solidaridad en nuestra familia, barrio, colegio y trabajo. La música estuvo a cargo de la Pastoral Juvenil, con las canciones “Sólo le pido a Dios” y “Padre Nuestro”.

14373640737631
Luis Villamar, miembro de JMSP, entregando una flor a la Santísima Virgen como símbolo de amor mientras se reza el Santo Rosario meditado.

La última catequesis fue dedicada a la Santísima Virgen María, con el tema “JOVEN AHÍ TIENES A TU MADRE” Cfr Jn 19,27. Con el rezo del Rosario meditado se ofreció a nuestra Madre una flor como ofrenda de amor a ella, y fue tan conmovedor ese momento porque todos los jóvenes participaron presurosos. La Comisión de música de la PJ, liderada por Luis Baquerizo, cantaron a la Mater durante el rezo.

Maira Hidalgo, líder de JMSP,  presentó a María como la Bienaventurada por excelencia, por ser madre y modelo de vida para los jóvenes. Como una buena madre que está cerca de nosotros, para que nunca perdamos el valor ante las adversidades de la vida, ante nuestra debilidad, ante nuestros pecados: nos dá fuerza, nos muestra el camino de su Hijo.

14373642702021.jpg

Con una dramatización los JMSP demostraron la importancia de valorar el sacrificio y entrega de nuestras madres y nuestro compromiso de compartir responsabilidades para alivianar el trabajo de la casa.

Finalizó la catequesis con las palabras de despedida de Lorena Hidalgo, líder de JMSP, y con la oración final a cargo de Leonel Varela, representante de la Pastoral Juvenil.

14373611851471.jpg

 

 

Anuncios